Lamentablemente, la mujer siempre ha tenido un papel secundario en el entorno científico, un mundo que los hombres se han empeñado en blindar. Pero más allá de Marie Curie, Rosalind Franklin, Susan Jocelyn Bell Burnell o Jane Goodall hay una mujer, Ada Lovelace, que fue una pionera en la computación hace 200 años.

El origen de la computación se remonta al siglo XIX, y la culpable fue Ada Lovelace, una mujer nacida en Londres hace ahora dos siglos. Lovelace fue la creadora de una máquina analítica mecánica que permitía calcular cualquier función algebraica y almacenar números. Fue la primera programadora de la historia.

Creó la máquinaanalítica

Luego, en los años 40 del siglo XX aparecería una máquina llamada Colossus. este artilugio fue uno de los primeros dispositivos calculadores electrónicos usado por los británicos para leer las comunicaciones cifradas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. Esta computadora prehistórica cambió el curso de la contienda.

Más tarde muchas marcas comenzarían a disputarse el trono de haber creado la primera computadora personal. Olivetti Programma 101 (1965), Apple II (1977), el ZX Spectrum (1982), el Commodore 64 (1982), pero la mayoría coincide en que fue un 12 de agosto de 1981, cuando IBM, lanza al mercado, su IBM 5150 que costaba $1,565 dólares y tenía 16KB de memoria.

El trabajo de aquella científica del siglo XIX fue olvidado por muchos años, dándole un papel de transcriptora de las notas del científico Charles Babbage. Hoy se reconoce a Ada como la primera persona en describir un lenguaje de programación interpretando las ideas de Babbage, pero reconociendo la originalidad de sus aportes a la programación informática.