Tres ciudades, tres culturas diferentes y un mismo problema: la violencia machista. Nairobi, Nueva Delhi y Bogotá tienen, junto a otras ciudades, los mayores índices de acoso y agresión callejera. Y las tres han decidido ponerle solución. ¿Cómo? Con una app que le dice a la mujer “por ahí no vayas”. Y ese “ahí” ¿quién lo decide? Pues ellas mismas, las usuarias, que notifican las zonas donde sienten mayor inseguridad y estas quedan registradas en la aplicación. Además varios profesionales de Safetipin, así se llama la app, rastrean las ciudades con un celular incrustado en el vidrio del carro, que toma fotografías de las calles para analizar su nivel de peligrosidad.

disponible para bogotá

Esta novedosa herramienta nació en la India en 2013 y el nombre surgió, entre otras razones, porque en este país las mujeres utilizan un imperdible (safety pin) para defenderse del acoso y el maltrato callejero.

El año pasado Bogotá adoptó la iniciativa, convirtiéndose así en la primera ciudad de Latinoamérica en implantarla, una ciudad que de 2010 a 2014, registró 680 mujeres asesinadas, 16.300 agredidas sexualmente y más de 53.000 físicamente.

Con esta útil aplicación se espera que las cifras desciendan de manera considerable, no sólo porque las mujeres saben cuáles son los lugares que deben evitar, sino porque además tienen la posibilidad de informar en tiempo real de casos de emergencia.

A priori podría parecer que lo que hace esta app es evitar el problema, más que resolverlo, al más puro estilo Umoja, un pueblo del norte de Kenia donde las víctimas de la violencia machista prohibieron la entrada a los hombres. Algo así como un «muerto el perro se acabó la rabia». Sin embargo, Safetipin no sólo quiere que los y las usuarias eviten los puntos calientes sino utilizar toda la información para llevar acabo acciones de mejora en las ciudades. Un ejemplo: en Nueva Delhi los datos recopilados se transfirieron al Departamento de Transportes para informarles sobre la falta de iluminación en ciertas paradas de bus. Y otras zonas de potencial peligro se compartieron con la policía para que aumentasen la protección en esas zonas.

Además, Safetipin lleva a cabo un seguimiento de la información ofrecida a las autoridades y organizaciones y asegura que volverá a rastrear las mismas zonas para comprobar si las condiciones de seguridad han mejorado.

La app se descarga de manera gratuita en el GooglePlay o el AppStore del celular o tablet y ya está disponible en inglés, español, bahasa, hindi y chino, y parece que más ciudades se están interesando por este nuevo invento que si bien no acabará con la violencia machista al menos alertará sobre ella.